martes, 22 de febrero de 2011

DAÑO Y DESTRUCCIÓN AL AMBIENTE


video
La peculiaridad hidrológica del departamento de Atlántida  consiste en que los más de 73 ríos y quebradas de escorrentía permanente prácticamente nacen, se desarrollan y desembocan en el mar en el mismo departamento. 
Probablemente la mayor ventaja que ofrecen los ríos de Atlántida es la permanente escorrentía que mantienen durante todo el año, aun en los meses de estiaje. Esta ventaja los vuelve principalmente apetecibles por los empresarios de la hidroenergía que ven en esa condición hídrica la posibilidad de producir energía hidroeléctrica los 365 días del año.
Empero, la mayor desventaja de los ríos de Atlántida es su particular condición de ser “ríos neotropicales”; es decir, se trata de cuerpos de agua con caudales aceptables pero de corta trayectoria que, en momentos fortuitos de alta pluviosidad, disponen únicamente de pocos kilómetros para trasladar cantidades considerables de agua desde alturas de hasta 2,500 msnm hasta el nivel del mar. De ahí su alta propensión a crear desastres naturales por inundaciones y deslaves impetuosos.












lunes, 21 de febrero de 2011

GRUPO SOCIAL

El Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia MADJ, hace pública su posición con respecto a la situación actual del Frente Nacional de Resistencia Popular y la resistencia en general.-

1.- El MADJ, entiende que la tarea fundamental del Frente y el movimiento de la resistencia en general, es la construcción del proyecto de sociedad y Estado que nos proponemos, y junto a ello, el impulso de las tareas de organización y construcción del poder real, definiendo y asumiendo contenidos de lucha que nos identifiquen con los anhelos del pueblo.

2.- En ese sentido, consideramos imperativo, no distraernos del objetivo fundamental que ha cohesionado al Frente desde su origen: “La refundación de Honduras, a través de la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente originaria”.

3.- Entendemos que para la consecución de ese objetivo fundamental, es imperioso derrotar el bipartidismo y sistema de partidos en general, sinónimo de inoperancia, decadencia y corrupción, flagelos causantes del histórico marginamiento de nuestro pueblo. Por la dignidad de todos los hondureños y hondureñas y sobre todo la de las grandes mayorías que el sistema de partidos ha humillado, el Frente debe rechazar contundentemente cualquier opción que pudiera conducirlo a dar vida a cualquiera de los 5 partidos legalmente reconocidos y promovidos por la criminal oligarquía hondureña; hacerlo constituiría  una  terrible contradicción histórica y ética.

4.- Sin embargo, esa lucha que se torna titánica, sólo es posible librarla con posibilidades de éxito si nos esforzamos hasta el límite de nuestras capacidades, en aras de la unidad dentro de la inmensa diversidad, que precisamente constituye la principal fuente de riqueza que nutre al Frente. Por ello estamos convencidos que el esfuerzo por la unidad debe ser una práctica cotidiana, más que un discurso carente de respaldo en los hechos.

5.- Con base en las afirmaciones anteriores, el MADJ ve con preocupación la inmersión del Frente Nacional de Resistencia Popular, en la discusión sobre la participación o no en las próximas elecciones, pues con ello creemos que simplemente nos distraemos de la tareas de organización y del objetivo fundamental relacionado con la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, como punto de partida para la refundación de Honduras.

6.- El MADJ está convencido que el poder no se toma, sino que se construye con organización, movilización y crecimiento de la conciencia popular, alrededor de los intereses de las comunidades, definiendo claramente contenidos de lucha que nos legitimen como fuerza representativa y expresiva de la voluntad popular. El poder real debemos hacerlo crecer en el pueblo, quien tiene que hacerlo valer frente a reducidos grupos fácticos que integran la oligarquía. Es por ello que el poder no necesariamente es ejercido desde las estructuras formales del Estado y los hechos del golpe de Estado de 2009, nos dan la razón.

7.- Pese a que el MADJ no desprecia en modo absoluto una eventual participación en procesos electorales, puesto que en la lucha por el poder debemos considerar de modo responsable todas las vías posibles, sí consideramos que en este momento, ni el frente está en condiciones, ni el sistema ofrece condiciones mínimamente confiables para participar en sus torneos electoreros; hacerlo ahora, sería equivalente a reconocer y validar el régimen, sus instituciones y sus reglas; sería desconocer que hubo un golpe de Estado que quebrantó la Constitución y todo el orden jurídico nacional, lo cual nos plantearía ante una incoherencia de orden ético político que negaría todo el planteamiento que hasta ahora ha sostenido el movimiento de la Resistencia Nacional.

8.- Finalmente, el MADJ hace un llamado a todos lo que integramos el Frente Nacional de Resistencia Popular para que en un acto de honestidad y coherencia ética, reconozcamos que además de la oligarquía, tenemos un enemigo entre nosotros mismos, constituido por algunas  manifestaciones de una práctica política tradicional que riñe con la ética, instrumentaliza al ser humano y sigue fomentando el caudillismo, la exclusión y la centralización de las decisiones, negando el carácter democrático que debe distinguir todas las actuaciones del Frente, sin privilegiar posiciones personalistas o de grupos que se valen de procedimientos cuestionables para hacer prevalecer las posiciones que les interesan. Nuestro llamado es al fomento del debate y la deliberación de ideas en un marco de respeto y altura política, con la serenidad y compromiso patrio que el momento histórico nos demanda. Debemos ser receptivos a la crítica y responsables con la autocrítica. 


9.- Por lo anterior, EL MADJ, ratifica su compromiso por la refundación de nuestra patria desde la lucha contra la clase política empresarial corrupta y militar violenta, por  la defensa de nuestros recursos y por la construcción de una propuesta política fundamentada en una práctica ÉTICA que edifique al ser humano y construida desde abajo, con el pueblo y nunca desde posiciones políticas cupulares.

PICO BONITO

Pico Bonito
En el norte de Honduras se encuentra este Parque Nacional fundado en 1987 para proteger las especies vegetales del bosque tropical virgen que compone el 85% de su extensión. Por esta reserva de terreno inclinado, ideal para el montañismo, cruza la cordillera “Nombre de Dios”, que tiene su punto más alto en el Pico Bonito.

Descripción y principales atractivos
En Pico Bonito se puede apreciar las diferencias de diversos tipos de bosque de acuerdo a la altitud del terreno. En el bosque tropical se encuentra una exótica biodiversidad que incluye especies aún desconocidas, sin restarle importancia a los venados, monos, tigres y muchas otras especies que habitan en el bosque seco. El bosque húmedo por su parte, es importante al hacer posible la formación reservas de agua para las comunidades aledañas.
Este Parque Nacional se ha convertido en uno de los lugares más populares entre los alpinistas, ya que cuenta con una cadena montañosa de variados terrenos y buenos senderos, ideales para la aventura.
La cima más alta, Punta Bonita, es de muy difícil acceso por lo cual sólo es posible ascenderla con equipo especial y entrenamiento.

Ubicación
El Parque Nacional Pico Bonito se encuentra en la costa norte de Honduras y abarca los municipios de La Ceiba, Jutiapa, El Porvenir, Esparta, La Masca, San Francisco y Tela; dentro del departamento de Atlántida; así como los municipios del Arenal y Olanchito en el departamento de Yoro.

Cómo llegar:

BELLEZA NATURAL



El departamento de Atlántida, con una población que supera las 400 mil personas en el año 2009, según estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas (INE),  manifiesta un patrón de crecimiento distinto del que ha tenido lugar en el país y ello es debido a la situación agraria  propia del departamento durante el siglo pasado.


La tierra, que es el principal medio de vida de la población mayoritariamente campesina de Atlántida, se ha convertido en una ilusión inalcanzable de los hombres y mujeres del campo. Los suelos fértiles de la llanura costera continúan hoy día en un 75% concentradas en poder de las compañías bananeras, René Morales, Miguel Facussé, militares y hacendados.